jueves, 5 de enero de 2012

Hugh Harman y Rudolph Ising

(Actualizado)

Esta pareja de autores son un poco desconocidos incluso entre los aficionados, pero son muy importantes. Los Warner Bros. Cartoons se crearon en 1929 de la mano, precisamente, de Harman (1903-1982) e Ising (1903-1992), antiguos colaboradores de Walt Disney. Bosko, the Talk-Ink Kid, un pequeño personaje negro, fue una de sus primeras creaciones, de la cual se hicieron 40 capítulos entre 1929 y 1933. Bajo la dirección artística de Leon Schlesinger (1883-1949) produjeron sus films bajo el nombre, hoy muy popular, de Looney Tunes, título inspirado en las Silly Symphonies de Disney. Algunos episodios de Bosko destacables son: Box Car Blues (1930), Bosko in Person (1933), Bosko the Drawback (1933), Bosko´s Dizzy Date (1933) o Bosko and Bruno (1932).



Pero Looney Tunes no acababa de tener demasiada repercusión, así que Schlesinger creó otra serie paralela llamada Merrie Melodies. Harman e Ising seguirían con sus creaciones: Foxy, un zorro, acompañado a veces por su novia Roxy -las similitudes con Mickey y Minnie eran obvias- protagonizó cortos como One More Time, Lady, Play Your Mandoline! (1931) o Smile, Darn Ya, Smile (1931) -atención a la canción, rescatada en la película Quién engañó a Roger Rabbit); Goopy Geer (1932), un perro hillbilly, que también aparece en Moonlight for Two (1932); episodios diversos fueron I Love a parade (1932), A Great Big Bunch of You (1932), Crosby, Columbo and Vallée (1932), Freddy the Freshman (1932), Hittin' the Trail for Hallelujah Land (1931), Pagan Moon (1932), Red-Headed Baby (1931), Three's a Crowd (1932), The Shanty where Santy Claus Lives (1933)...
Todos ellos tenían ese nosequé que, a pesar de las apariencias, los hacía diferenciables tanto de los trabajos de Disney como de Fleischer. Pero no gozaron del éxito. Entonces deciden buscar nuevos pastos, o sea, la Metro Goldwin Mayer. Lo de "nuevo" es un decir, porque ya habían trabajado antes para MGM con la serie Happy Harmonies -de nuevo, título que recuerda sus otras series-, pero en esta ocasión la compañía tenía un departamento de animación propio, creado en 1937 bajo la dirección de Fred Quimby (1896-1965). Harman dirigió el interesante, navideño y premiado Peace on Hearth (1939) o el muy divertido The Lonesome Stranger (1940), una parodia de El Llanero Solitario. Ising dirigió The Bear That Couldn't Sleep (1939), protagonizado por el posteriormente famoso oso Barney, o The Milky Way (1940), una fábula que transcurre en el espacio.


Otras Happy Harmonies destacables son: Toyland Broadcast, el excelente The Old Mill Pond (1936), Good Little Monkeys -con la aparición de los tres monos del no ver-no oír-no hablar, que tendrían su continuación con Pipe Dreams y Art Gallery-, Honeyland (1935) o The Calico Dragon (1935). Para acabar, debo mencionar que Harman e Ising en esa etapa comenzaron a trabajar con Scott Bradley (1891-1977), uno de los futuros grandes compositores de música para animación influenciado por el jazz.

Comment or go to hell!!!

Comment or go to hell!!!